humusconaceite-de-olivavirgenextraPor Mar Luna. Dentro del universo de las legumbres tenemos a un protagonista al cual no profeso especial afición, el garbanzo. El gusto es más culinario que por propiedades de esta proteína de origen vegetal tan interesante. Pero cuando quiero un plato contundente, que me dé energía y no me deje pesadez, el humus es el que más puntos gana. Además, esta receta puede tomarse tanto en frío como en caliente y os aseguro que os dará energía para muchas horas…eso sí…el punto picante en este caso es un poco elevado y se puede adaptar a los gustos de cada cual.

 Ingredientes: Ni qué decir tiene que en gastronomía prefiero utilizar productos que no hayan sido sometidos a ningún proceso industrial y si puede ser procedentes de cultivo ecológico controlado, mejor que mejor. Por ello, no queráis saltaros el tema de cocer los garbanzos y compréis un bote de los cocidos, ni sabrá igual…y saldrá muchísimo más pesado e indigesto.

-250 gr de garbanzos de buena calidad y calibre pequeño (si puede ser de cultivo ecológico, mejor)

-100 ml de aceite de oliva virgen extra de altísima calidad (en este caso he utilizado por sus características organolépticas un AOVE ecológico “Coupage” de Almazara La Alquería)

-Una rama de hierbabuena fresca

-50 grs de Harissa

-Anís en grano al gusto

-Semillas de cilantro al gusto

-2 guindillas grandes secas (este punto es el que dará más o menos picante)

-25 ml de vinagre de buena calidad de Jerez.

-2 ajos frescos

La realización no tiene ningún misterio. Cocemos los garbanzos tan sólo con agua en olla rápida 20 minutos. Si son de buena calidad deben estar tiernos y sin perder la piel (los hemos puesto a remojo la víspera). En un robot de cocina o la batidora echamos los garbanzos escurridos para que el agua no emulsione con el AOVE. Trituramos junto con el resto de ingredientes. Según trituramos vamos echando un hilito de AOVE para que vaya repartiéndose homogéneamente en la pasta y no se airee demasiado perdiendo sus preciosos aromas frescos.

A mí no me gusta que esté muy triturado porque prefiero que tenga cierta textura. Si os gusta más cremoso, pasar posteriormente por un chino o un colador fino.

Servir con pan ácimo y…a disfrutar de una energía deliciosa.