Si buscáis en la wikipedia información sobre esta localidad almeriense esto será un resumen de lo que vais a encontrar: …el pueblo de Sorbas también es conocido como la “Cuenca chica”, por sus casas colgantes sobre el barranco del ‘Afa’, que recuerdan a las casas colgadas de la ciudad castellano-manchega de Cuenca. En su entorno se encuentra el Karst en yesos  que como casi todo en esta localidad está casi oculto.

Uno de esos tesoros es poder ver al alfarero Juan Simón en plena acción de modelado o pintura. Es de los pocos que quedan en una localidad que llegó a tener más de 50 alfarerías. Y justo al lado, propiedad de la familia de Juan Simón, está la antigua almazara reconvertida en restaurante. Una adaptación respetuosa y con una calidad magnífica en la integración. Lástima que acaben de cerrar porque es preciosa y un patrimonio etnológico que hay que mantener.

Se mantiene la estructura original con la tolva de entrada de aceitunas que van directamente a las piedras del molino. En estupendo estado está la proto-batidora y todo el mecanismo que movía ambos artilugios.

Las prensas y sus capachos, la caldera para el orujillo…y todo adornado con cerámica del propio alfarero. Si llegáis y está cerrado, pedirle a Juan que os haga el favor de ver este recoleto y primoroso reducto de nuestro patromonio oleícola, a ver si se animan y vuelve a abrir el restaurante “La Almazara”.

oleoturismo_sorbas_almeria oleoturismo_sorbas_almeria oleoturismo_sorbas_almeria oleoturismo_sorbas_almeria oleoturismo_sorbas_almeria